Preparando una escapada épica. Estamos asfaltando rampas del 22%. Puedes pasarte por el Mont Ventoux o por Alto del Angliru

® Ciclismo Épico 2018
 

Col de l’Iseran

Alpes franceses

Perfil Col de l’Iseran (Altimetría)

Desde Lanslebourg

Distancia
31,9km

Altitud
2.770m

Media
4,3%

Desnivel
1.481m

Altimetria Col de l'Iseran desde Lanslebourg

Fuente: cyclingcols.com

Desde Bourg-Saint-Maurice

Distancia
46,9km

Altitud
2.770m

Media
4,2%

Desnivel
2.045m

Altimetria Col de l'Iseran desde Bourg-Saint-Maurice

Fuente: cyclingcols.com

Col de l’Iseran, el paso de montaña olvidado por el Tour de Francia

 

No hay paso de montaña asfaltado en los Alpes ni en los Pirineos que alcance las dimensiones del Col de l’Iseran (2.770 metros), el puerto pavimentado más elevado de los Alpes. Curiosamente el Tour de Francia tan solo lo ha incluido ocho veces en su recorrido en sus más de 100 años de historia. Incomprensible que este puerto –uno de los reyes alpinos– se haya ascendido en tan pocas ocasiones teniendo en cuenta su cercanía con otros grandes colosos como el Col du Galibier o Alpe D’Huez.

 

Col de l’Iseran

Fuente: www.grandtoursproject.com

 

Este es el segundo puerto más alto de los Alpes, tan solo superado por la Bonette, destaca por su longitud. Su vertiente más larga que arranca desde Bourg-Saint-Maurice tiene 47 kilómetros de ascensión continua. Un auténtico placer para disfrutar de los Alpes franceses en bicicleta con un desnivel positivo que supera los 2.000 metros y que solo está abierto entre mayo y octubre.

 

7 cimas

 

En 2019, si las condiciones climáticas lo permiten el Tour de Francia incluirá de nuevo esta ascensión de altura que el belga Félicien Vervaecke coronó por vez primera en 1938 en el año de Gino Bartali. El italiano permitió al belga el honor de pasar primero por esta cima inaugurada en el ’36. Un pequeño regalo, el día antes le acababa de quitar el maillot amarillo en el Izoard endosándole 22 minutos. Luego lo cazó en el largo descenso del Iserán.

 

La segunda vez que el Iserán se ascendió fue histórica, primera cronoescalada del Tour. Era 1939 y el puerto hacía acto de presencia por segundo año consecutivo, todo apuntaba a que la ronda gala tenía un nuevo puerto fetiche. 64 kilómetros de lucha individual desde Bonneval. Reinó de nuevo un belga -Sylvère Maes- que con una subida antológica distanciaría en la clasificación general en 29 minutos al ídolo local, el “Rey René” Vietto.

 

Recorrido Tour de Francia 1949

Recorrido Tour de France 1949

 

Hasta 1949 la carrera no volvería a incluir el puerto, ese año el Tour sí que daba la vuelta a Francia. En una de sus etapas con final en Aosta se ascendía el Iserán y luego el Petit San Bernard. De líder el de 11 años atrás, Gino Bartali. A escasos segundos Fausto Coppi. Los italianos que compartían equipo a las órdenes de Alfredo Binda pedaleaban solos tras cazar a Giuseppe Tacca que pasó primero el puerto. Nadie estaba a su altura, habían recortado 25 minutos tras un percance en las primeras etapas y eran primero y segundo. Sin embargo, en esa etapa un pinchazo de Bartali le dio a Il Campionissimo la oportunidad de lanzarse en solitario vestido con la tricolor italiana. Una acción que en el ciclismo moderno hubiese levantado la polémica y de la que Coppi obtuvo su primer Tour.

 

El adiós de Bobet

 

De diez en diez. El Col de l’Iseran volvía de nuevo a la acción en 1959 en el Tour de Bahamontes. El águila de Toledo ganó aquel Tour de Francia y este puerto fue clave. Su gran rival el francés Anglade era el más querido por la afición. Marchaba escapado por delante con Gaul, Baldini, Gismondi y el austriaco Adolf Christian que pasó primero la cima. Por detrás Bahamontes no caminaba solo, un aliado de lujo y para más inri francés, Jacques Anquetil, el de los cinco tours. El galo recibió una sonora pitada en meta por perjudicar a su compatriota. Pasó de todo ese día. Uno de los más grandes de la historia del Tour coronó el Iserán y tiró la bicicleta al suelo, Louison Bobet decía adiós al ciclismo.

 

A 2.770 metros el ilustre Louison Bobet dedició bajarse de la bici. Fue la última pedalada de un tres veces campeón del Tour de Francia.

 

En 1963, el manchego Fernando Mazaneque con el maillot del equipo Ferrys escribió su nombre en la cima. Bahamontes salió vestido de líder, pero Anquetil llegaría de amarillo a París por cuarta vez. Desde entonces, La Grande Bouclé olvidó su paso más alto en las épocas de Merckx e Hinault.

 

Chiappucci “El Diablo”

 

En 1992 el coloso alpino volvería a formar parte del recorrido para ser protagonista en una de las más grandes etapas del ciclismo moderno. Jornada de alta montaña a la antigua usanza con 254 kilómetros. Chiappucci ataca desde salida en busca de asaltar la general, pasa en la fuga del día el Col de Saises y Cormet de Roseland. En el Iserán nadie puede seguirle, ya es líder virtual y quedan aún 120 kilómetros. Su ritmo es endiablado, recuerda a Coppi, misma gesta, mismo día, mismo puerto, 50 años después. Una auténtica proeza.

 

Claudio Chiappucci Tour 1992 Iseran

Chiappucci levanta los brazos en Sestrieres

 

Pero Claudio Chiappucci es humano y en Mont-Cenis y Sestrières se desinfla tras seis horas escapado. Las consecuencias de su ataque son catastróficas, un reguero de sprinters abandona ese día, incluso el gran Lemond que luchaba por el pódium está a punto de llegar fuera de control. Miguel Induráin una vez más será el único capaz de eclipsar a Chiappucci, el italiano gana la etapa y acompaña a Miguelón en el pódium de París.

 

Luego de esta gran etapa el puerto ha sido olvidado por completo. En 1996 se incluyó de nuevo pero la nieve de julio obligó a cambiar el recorrido. En 2007 el ucraniano Yaroslav Popovych pasó en cabeza por el puerto al inicio de una etapa que incluía también el Galibier y que ganó el colombiano Mauricio Soler.

 

En el Tour de Francia de 2019 si el tiempo lo permite, volveremos a ver la serpiente multicolor -o lo que quede de ella- por el Col de l’Iseran.

Strava (Tiempos)

Strava Col de liseran

Cómo llegar al Col de l’Iseran

 

Para llegar al Col de l’Iseran hay que acercarse hasta el departamento francés de Saboya. El puerto inmerso en el Parque nacional de la Vanoise sirve de enlace entre Val d’Isere y el Valle del Río Arc. Para llegar al punto de partida de su vertiente más épica es necesario acercarse al pueblo de Bourg-Saint-Maurice (enlace a google maps), la ciudad más cercana es Albertville también en la Saboya y a menos de una hora en coche.

 

Cómo subir al Col de l’Iseran

 

Para subir al Col de l’Iseran se puede hacer por Lanslebourg, la vertiente que pasa por Bonneval-sur-Arc que es más corta y con 1.400 metros de desnivel acumulado, o bien subir por Bourg-Saint-Maurice pasando por Tignes, un ascenso espectacular de más de 40 kilómetros y con 2.000 metros de desnivel positivo.

 

Sin duda esta segunda es la vertiente más épica y que merece la pena realizar. Para entender la ascensión conviene separarla en cuatro grandes bloques. El primer bloque el más sencillo de todos arranca desde Bourg-Saint-Maurice y son 10 kilómetros sin casi desnivel hasta llegar al pueblo de Sainte-Foy-Tarentaise.

 

Una vez superado este pueblo llegamos a la primera parte dura que da inicio al segundo bloque de 13 kilómetros en torno al 7% de media. Este bloque es un puerto en sí de primera categoría con meta en Tignes. La carretera es ancha sin muchas curvas y tráfico abundante. Es recomendable llevar una luz ya que vamos a toparnos con varios túneles. El Lac du Chevril nos indica que acabamos el segundo bloque. Queda mucho por delante y estamos a 1.812 metros.

 

Desde Tignes hasta Val d’Isere tendremos 7 kilómetros llanos para recuperar y parar si es necesario. A este pueblo es conveniente llegar con todas las fuerzas posibles. Hasta aquí la ascensión ha sido dura, pero no es ni mucho menos un puerto de esos que se te quedan en la memoria. Por suerte, queda lo mejor…

 

Tras pasar varias rotondas en Val d’Isere llegamos a los últimos 16 kilómetros. El paisaje se vuelve de alta montaña y la carretera se estrecha. A 12 para la cima una curva de derechas en la que pasamos el Pont St. Charles es un punto de inflexión a tener muy cuenta. Pedaleamos a más de 2.000 metros. Aquí perderemos de vista el río Isère que nos acompaña durante todo el ascenso.

 

El cansancio y la altura se acusan. La pendiente se estabiliza en torno al 6% y el paisaje de alta montaña es una gozada. En cada kilómetro una señal de piedra nos indica lo que nos queda para coronar. La pendiente hasta la cima ya es constante al 6%. En el último kilómetro una rampa del 10% será nuestro último escollo. Estamos cerca. Vamos a conquistar un coloso de 2.770 metros. 😊

Fotos

Te puede interesar…

Monte Zoncolan

Distancia 9.75 km
Altitud 1.742 m
Media 12.43 %

Alpe D'Huez

Distancia 13.1 km
Altitud 1.803 m
Media 8.19 %

Mont Ventoux

Distancia 21.5 km
Altitud 1.912 m
Media 7.22 %