Puertos de Montaña en Noruega

Aunque pueda parecer un país oscuro y frío Noruega es un país maravilloso para rodar en bicicleta en los meses de verano. Sus puertos de montaña como Trollstigen, Lysefjordsveien, el corto pero intenso Stalheimkleiva o el extremo Dalsnibba son algunos de los espectaculares ascensos que un aficionado al ciclismo debe apuntar en su agenda.

 

La cerveza en Noruega resulta bastante cara pero llenar el bidón nunca resultó tan barato. El agua rebosa en este país que en verano tiene hasta 19 horas de luz diurna y unas temperaturas que pueden alcanzar hasta los 30 grados en julio y agosto. Con una buena planifación Noruega puede ser un lugar perfectamente practicable en bicicleta para un español de clase media. El paisaje natural con sus exuberantes fiordos son un reclamo que perfectamente podemos disfrutar en bicicleta de carretera.

 

El tránsito de vehículos es elevado en estos puertos, pero sus duras rampas, sus curvas de herradura y el paisaje que acompaña a cada puerto hacen que sea un lugar excelente para sufrir y disfrutar sobre la bici…

 

Te invito a descubrir algunos de los más emblemáticos puertos de monaña noruegos.

Trollstigen

Distancia 11 km
Altitud 852 m
Desnivel 7.3%

Lysefjordsveien

Distancia 8.9 km
Altitud 860 m
Desnivel 9.4%

Dalsnibba

Distancia 20.9 km
Altitud 1.473 m
Desnivel 7.0%