Preparando una escapada épica. Estamos asfaltando rampas del 22%. Puedes pasarte por el Mont Ventoux o por Alto del Angliru

® Ciclismo Épico 2018
 

Alpe D’Huez

Alpes franceses

Perfil Alpe D’Huez (Altimetría)

Distancia
13,1km

Altitud
1.803m

Media
8,19%

Desnivel
1.073m

Alpe DHuez Altimetria Perfil

Fuente: altimetrias.com

Alpe D’Huez, la legendaria y épica subida de los campeones

 

Si tuviese que elegir un final de etapa para decidir una gran vuelta por etapas a ‘cara de perro’ este sería este coloso alpino, un puerto explosivo y de gran dureza que ha visto volar por sus duras rampas a los más grandes escaladores de la historia como Fausto Coppi o Marco Pantani. Sus 21 curvas de herradura –una cada 600 metros– incitan desde el primer kilómetro (10,6%) a poner un ritmo vertiginoso en la salida de cada curva.

 

Y es que el Alpe D’Huez forma parte del póker de puertos más decisivos de La Grande Bouclé junto al Tourmalet, el Mont Ventoux y el Col du Galibier.

 

Alpe D'Huez Ciclismo

 

Cuenta la historia que el corredor que sale vestido de amarillo de Alpe D’Huez lo lleva hasta París con honor. Así al menos sucedió en sus 10 primeras ediciones donde la subida adquirió el nombre de La Cima de los Holandeses por las victorias por partida doble del eterno segundón Joop Zoetemelk, Hennie Kuiper y Peter Winnen.

 

Lucho Herrera y la falsa promesa de Hinault

 

Para entender el fervor que desatan en la actualidad Nairo Quintana, Rigoberto Urán o Egan Bernal hay que retroceder en el tiempo hasta un 16 de julio de 1984 cuando el padre del ciclismo colombiano marcó un antes y un después. Ese día el humilde Luis Alberto ‘Lucho’ Herrera sorprendió al mundo superando en la mítica cima al francés Laurent Fignon y abriendo las puertas del ciclismo internacional al país cafetero.

 

Ahora, cada vez que el Tour de Francia llega a Alpe D’Huez la curva número 12 reúne a una gran cantidad de aficionados colombianos en honor al escarabajo Lucho Herrera.

 

Alpe D'Huez Lemond vs Hinault

 

Dos años más tarde, en 1986. Tuvo lugar una de las más grandes rivalidades entre compañeros de equipo que se recuerdan. Greg Lemond y Bernard Hinault compartían liderato en el equipo La Vie Claire del multimillonario Bernard Tapie y para ese año ya traían historia de atrás. Hinault venía de conquistar -con la nariz rota- su quinto Tour de Francia gracias a que en pleno ascenso al Aubisque el equipó ordenó a Lemond detenerse a esperar al francés cuando era líder virtual de la carrera. La promesa de Hinault nada más llegar de amarillo a los Campos Eliseos siempre será recordada: “El próximo año ayudaré a Lemond a ganar el Tour”, dijo El Caimán.

 

Nada de eso pasó. Las palabras de El Caimán se esfumaron en la primera etapa de montaña. Obsesionado por la conquista de su sexto Tour lo probó hasta bajando el Tourmalet. La calculadora de Lemond funcionó y se plantó con casi tres minutos de ventaja en la etapa decisiva con final en Alpe D’huez. Lejos de amilanarse ese día el francés tensó la carrera con un ataque bajando a tumba abierta el Galibier y en la ascensión a la Croix de Fer puso contra las cuerdas al hombre que facilitó su quinto Tour. Finalmente, en Alpe D’Huez el americano Lemond logró cazar a Hinault poniendo fin a las hostilidades y cruzando de la mano la meta de la mítica cima alpina.

 

Marca España

 

La catalogada cima de los holandeses también ha visto tocar el cielo a varios corredores españoles durante los últimos 30 años. Carlos Sastre, ni más ni menos, el ciclista más diesel del pelotón, se encontró con un Tour de Francia con una espléndida ascensión en 2008 en la que dio la vuelta a la clasificación general. Iban Mayo -en la era Armstrong- también tocó el cielo en Alpe D’Huez con el clásico maillot naranja del Euskaltel.

 

Sastre Alpe D'Huez 2008

 

Aunque la más épica de todas corrió de la mano de Perico Delgado en 1988. No ganó -lo había hecho por él Fede Etxabe un año antes- pero puso patas arriba la carrera en una jornada de ciclismo épico del bueno. Para ello, puso en marcha una estrategia que rememora cada año como comentarista deportivo…

 

Ese día el recorrido incluía dos ascensiones más para endurecer la etapa. Todo transcurría según lo previsto hasta que el Reynolds puso un ritmo asfixiante en los últimos cuatro kilómetros de La Madeleine e Induráin como gregario de lujo hizo lo propio en el descenso. Nadie pude comer. Pasado Glandón el tío del mazo tuvo consecuencias catastróficas para los más inmediatos rivales del segoviano. Solo un holándes. ¡Cómo no! Logró arrebatar la victoria a Perico Delgado que aseguró su primer y único Tour de Francia.

 

El Pirata

 

Marco Pantani, al igual que Gianni Bugno, ganó dos veces en el Alpe D’Huez. Sin embargo, sus victorias no son nada en comparación a los tiempos de subida que registró El Pirata, los tres más rápidos hasta la fecha  y que se mantienen vigentes por más de 20 de años en los que nadie ha conseguido ni siquiera aproximarse al tercero de los récords marcados por el mejor escalador de todos los tiempos.

 

Marco Pantani es el único ciclista que ha conseguido subir el Alpe D’Huez a más de 22km/h en una etapa en línea y además en tres ocasiones.

 

Tras la hegemonía del italiano fue su compatriota Giuseppe Guerini quien lo sucedió en el palmarés no sin suspense. Al pasar por la pancarta del último kilómetro fue derribado por un espectador que se cruzó en la carretera para hacer una foto. Por suerte, el de Italia se repuso, subió a su bicicleta rápidamente y escribió su nombre en la curva número 1.

La cronoescalada de Armstrong

 

Otro de los grandes ciclistas que inscribió su nombre en esta estación de esquí y por partida doble fue el americano Lance Armstrong. Conocido por ser la punta de lanza del dopaje sistemático en US Postal el tejano realizó dos grandes exhibiciones. La primera en 2001 con un ataque sostenido rematando el trabajo de su compañero de filas Roberto Heras, y la segunda en 2004 en una cronoescalada inolvidable donde destrozó a la joven promesa Ivan Basso.

 

Luego Alberto Contador en 2011 intentó culminar una etapa para la historia pero Pierre Rolland fue el vencedor. Lo sucedió otro francés, Thibaut Pinot y en 2018 fue Geraint Thomas quien vestido de líder ganó en Alpe D’Huez a Tom Dumoulin.

Mejores tiempos de subida

Pos. Corredor Tiempo Carrera Km/h
1 Marco Pantani 36m 40s Tour de France 1995 22.58 km/h
2 Marco Pantani 36m 53s Tour de France 1997 22.45 km/h
3 Marco Pantani 37m 15s Tour de France 1994 22.23 km/h
# Lance Armstrong 37m 36s Cronoescalada TdF 2004 22.02 km/h
# Jan Ullrich 37m 40s Tour de France 1997 21.98 km/h
# Lance Armstrong 38m 03s Tour de France 2001 21.76 km/h
# Miguel Indurain 38m 04s Tour de France 1995 21.75 km/h
# Floyd Landis 38m 35s Tour de France 2006 21.46 km/h
# Iban Mayo 39m 08s Tour de France 2003 21.16 km/h
# Nairo Quintana 39m 22s Tour de France 2015 21.03 km/h
# Carlos Sastre 39m 30s Tour de France 2008 20.96 km/h
# Chris Froome 40m 54s Tour de France 2013 20.24 km/h

Strava (Tiempos)

Alpe D'Huez Strava

Cómo subir al Alpe D’Huez

 

La subida a este coloso alpino (13 km) situada en la comuna francesa de Le Bourg d’Oisans es sin duda uno de los grandes desafíos que cualquier cicloturista desearía hacer una vez en su vida. El ritmo ya depende de tus cualidades escaladoras pero si vas en bici de carretera lo más probable es que no lleves ni 500 metros de ascenso y ya vayas con todo el desarrollo metido.

 

Los cuatro primeros kilómetros de ascensión son los más complejos y aquí se concentran la mayor parte de las curvas de herradura. Este comienzo a más del 8,5% de desnivel medio es lo que va a marcar tu ascenso.

 

Luego el desnivel baja un poco pero no te hagas ilusiones porque la dureza sigue siendo máxima y la hora de esfuerzo no te la quita nadie. Ricardo Mora en el diario El País comentaba que un cicloturista de 75 kg, bien entrenado, pedaleando a 300 vatios, ascendería a 12 km/h y tardaría en coronarlo una hora y cinco minutos, media hora más que Pantani.

 

El kilómetro nueve es otro punto de inflexión en el ascenso. Llegas al pueblo de Huez con una rampa del 11% y la altitud, que supera los 1.500 metros, es otro handicap más al esfuerzo acumulado. Pero el final está cerca. Dos kilómetros más y llegarás a un último tramo al 4% que es pan comido. Además, desde 2013 incluye también la posiblidad de hacerlo por ambas vertientes por lo que puede ser un puerto de paso en tus vacaciones en los Alpes. 😊

Fotos