Ciclismo Épico

Luz Ardiden, un puerto épico en los Pirineos franceses

Luz Ardiden es uno de esos puertos de montaña que se asciende solo en ocasiones especiales. Precedido por un coloso legendario de dimensiones bíblicas como el Col du Tourmalet, ha sido siempre final de etapa y ha estado presente en algunos de los mejores Tours de Francia de los últimos 35 años.

Perfil Luz Ardiden (Altimetría)

1.715 m

Altitud

13,7 km

Distancia

7,5 %

Media

1.029 m

Ascenso total

Luz ardiden, un final en alto con historia

Por su nombre, nos evoca a un puerto histórico. Sin embargo, sus rampas pertenecen al ciclismo moderno con la premisa de que rara vez se regala la etapa a la fuga del día. Grandes leyendas han triunfado aquí, Perico Delgado, Induráin, Virenque o Lance Armstrong en un duelo agónico con Jan Ullrich, levantaron los brazos en este ascenso pirenaico con sabor a etapa reina.

En 1970, mientras Eddy Merckx ganaba con más de 12 minutos de ventaja su segundo Tour de Francia, en el pequeño pueblo de Grust se construía la ruta que daba acceso a la estación de esquí de Luz Ardiden, abierta al público en 1975. Pero no fue hasta 1985, cuando se estrenó en el Tour de Francia…

El puerto de Perico Delgado

El 17 de julio de 1985 se presentaba en el Tour una nueva ascensión épica, Luz Ardiden. Por aquel entonces, Perico Delgado, a sus 25 años, levantaba pasiones, pero era un corredor del estilo de Mikel Landa. Estaba en todas las quinielas, pero con días negros que lo apartaban de la lucha por la general: el equipo, una caída, la contrarreloj…

De líder Hinault, más dos rivales imbatibles en la montaña, dos escarabajos, Lucho Herrera y Fabio Parra. En plena ascensión al Tourmalet —ya habían subido Aspin— el director del Orbea-NG, el equipo de Delgado, declaró en directo para una radio colombiana:

«Vamos a ver si les damos una lección a los colombianitos». Perurena en plena etapa.

Así fue, Perico venció en el inédito Luz Ardiden, y segundo Lucho Herrera, El monstruo de las montañas, tal como lo calificaba Radio Caracol en esa primera gran hornada de ciclistas cafeteros llegados a Europa. Tercero fue Parra, e Hinault a 4 minutos casi se deja su quinto y último Tour en las rampas de este nuevo final en alto.

Fabio Parra

En 1988, Perico Delgado llegaba con el maillot amarillo bien ensanchado a los Pirineos. Tres minutos a Rooks y cinco a Parra daban margen de maniobra. Por delante, la etapa reina. Jornada de más de seis horas, y 97 kilómetros de ascenso, Portet d’Aspet, Mente, Peyresourde, Aspin, Tourmalet y final en Luz Ardiden. Una etapa de las de antes…

Lo que pasó en aquel ascenso con Parra lo recoge muy bien la hemeroteca del diario El País al día siguiente:

«Atacó Parra y respondió Delgado; volvió a atacar el colombiano y Delgado se puso nuevamente a su rueda; por tercera vez, la acción se repitió, y aún hubo otra cuarta. Algunos corredores asistían a la acción como convidados de piedra. No pudieron aplaudir, por tanto, cuando Delgado se puso en pie sobre la bicicleta y, como si no sintiera la ley de la gravedad, en la ascensión final de Luz Ardiden puso fin a las bravatas de Parra. En dos kilómetros, los últimos de la etapa, distanció a quienes le acompañaban entre 30 y 40 segundos.»

Ese día ganó Lale Cubino, y Perico Delgado por fin llegó de amarillo a París.

Armstrong contra la cuerdas

Durante los siete Tours de Armstrong, hubo un día en esas 147 jornadas de verano, dónde el corredor tejano estuvo contra las cuerdas. Era el año 2003, camino de entrar al prestigioso club de los cinco junto a Anquetil, Merckx, Hinault e Induráin. En la etapa reina de los Pirineos con el tríptico montañoso Aspin, Tourmalet y Luz Ardiden, un impresionante Jan Ullrich ponía en jaque la carrera a 50 kilómetros de meta. Armstrong lo perseguía con la mirada en las galerías que se encuentran antes de coronar el Tourmalet.

Fue un ascenso al Tourmalet épico, sin gregarios, hombre contra hombre. Y la general en un puño, solo 14 segundos de diferencia. Armstrong consiguió neutralizar el ataque y llegó Iban Mayo. Lo que parecía un golpe moral para el americano tuvo consecuencias muy diferentes.

Tras el descenso del Tourmalet el americano lanzó un ataque en Luz Ardiden que valía por un quinto Tour… pero en pleno ataque su manillar se enganchó a una bolsa de Credit Lyonnais de un aficionado. Acabó en el suelo, Iban Mayo también. Ullrich era líder virtual. En plena remontada Lance Armstrong volvió a sufrir otro percance, se le sale la cala y casi se cae de nuevo.

En los alpes ya había sobrevido de milagro a la caída de Beloki. Armstrong se mostró implacable, cazó a Ullrich y ascendió en solitario los últimos 9 kilómetros del puerto. El quinto Tour estaba en el bolsillo.

La fiesta del Euskaltel

Luz Ardiden ha sido un puerto fetiche para los ciclistas españoles. En 2001 y 2011 dos corredores del Euskaltel alzaron los brazos en la cima. Primero fue Roberto Laiseka, la multitud era naranja ese día, el corredor vasco logró una magistral victoria ante Ullrich y Armstrong. 10 años después Samuel Sánchez repitió la historia con otro triunfo de calidad para el Euskaltel Euskadi.

El destape de Induráin

Otro día épico para recordar en Luz Ardiden tuvo lugar en el verano de 1990. De líder, una figura emergente, Claudio Chiappucci, y al ataque un americano, Greg Lemond, que recuperó a Chiappucci dos minutos en Luz Ardiden para conquistar su tercer Tour de Francia.

Pero ese día, pasaron muchas cosas más para la historia de este deporte. Era la etapa reina, primero Aspin, luego el Tourmalet y de broche Luz Ardiden. Un LeMond desatado, con su particular estilo calculador soltó a todos excepto a una figura emergente… En España fue debate nacional. El  día en que Perico tenía que aparecer el hashtag era #FreeIndurain.

Su compañero navarro, Miguel Induráin ganó la etapa de Luz Ardiden aguantando el ritmo de Greg LeMond. Tercero fue Marino Lejarreta, que tiempo después dijo una sabias palabras: «La gente comprendió entonces que Miguel podía ganar un Tour». Y el resto ya es historia.

Autor: Javier Cosío

Mejores tiempos de subida

CorredorTiempoCarrera
Lance Armstrong35m 32sTour 2003
Tadej Pogačar35m 37sTour 2021
Roberto Laiseka37m 20sTour 2001
Frank Schleck37m 26sTour 2011
Samuel Sánchez37m 35sTour 2011
Miguel Induráin37m 42sTour 1994
Laurent Jalabert38m 25sTour 1995
Miguel Induráin39m 38sTour 1990
Laudelino Cubino41m 30sTour 1988
Tony Rominguer41m 58sTour 1992

Cómo llegar a Luz Ardiden

Para llegar a Luz Ardiden hay que acercarse al pueblo de Luz-Saint-Sauveur (enlace a google maps) ubicado en la región de Hautes-Pyrénées. Desde este pueblo, bien comunicado con las ciudades de Tarbes y Pau, arranca la subida a Luz Ardiden.  Una vez cruzado el río Gavarnie hay una carretera que nos lleva a los aldeas de Sazos y Grust en plena ascensión al puerto.

Su ubicación es ideal para ciclismo, senderismo y esquí. Además de la estación de Luz Ardiden Ski, junto a Luz Saint Sauver encontramos la estación Grand Tourmalet y Gavarnie. Que en verano se llenan de ciclistas.

Cómo subir a Luz Ardiden

Luz Ardiden es un final en alto, es decir, no es un paso de montaña, hay que subir y bajar por la misma vertiente de la montaña. Sin embargo, el puerto tiene una subida inédita que arranca en el pueblo de Viscos. Aunque en dureza es similar a la carretera principal (D12) es altamente recomendable para la bici por su estrechez (menos tráfico), sus curvas en herradura y un paisaje cerrado repleto de árboles.

Ambos ascensos arrancan prácticamente en el mismo lugar, la diferencia es que para ascender por Viscos hay que llanear cuatro kilómetros junto al gave de Gavarnie por la carretera D921. El puerto, aunque es de gran dureza, no llega a los niveles de coeficiente de otros colosos pirenaicos.

Son 13 kilómetros al 7.4% de media bastante constantes. Las rampas más duras alcanzan el 12% y 13%. Además, en los dos últimos kilómetros la pendiente media cae al 6.5% de media. La subida original es igualmente muy bonita, carretera estrecha con línea divisoria y con un tramo serpenteante acompañado de un bosque frondoso en la primera sección. La parte final, son cuatro kilómetros con paisaje de alta montaña antes de llegar a la estación de esquí de Luz Ardiden.

Puertos de montaña cercanos

Tourmalet

Peyresourde

Mont Ventoux

Comparte este post