Ciclismo Épico

PuertosEuropa > Noruega > Lysebotn

Lysebotn, perfil del puerto de montaña más loco de Noruega

Para llegar al pueblo de Lysebotn y conocer el fiordo de Lyse o Lysefjord se puede hacer en ferry o bien por el espectacular puerto de montaña de Lysefjordsveien. Esto hace que este puerto haya que bajarlo para poderlo subirlo a posteriori. La carretera es increíble y en la cima aguarda uno de los paisajes más increíbles del país nórdico.

Perfil Lysefjordsveien (Altimetría)

860 m

Altitud

8,9 km

Distancia

9,4 %

Media

840 m

Ascenso total

Lysebotn, el Alpe D’Huez noruego

Este puerto es una auténtica maravilla en todos sus aspectos: gran dureza, vistas impresionantes y un trazado propicio para los amantes de la bici. Si quitamos los últimos 5 kilómetros de sube y baja, y el arranque desde Lysebotn, nos encontramos ante un puerto de máxima entidad, 9 kilómetros al 9,4% de media, una verdadera pared.

Desde el inicio la subida se torna épica. Nada más abandonar el pueblo de Lysebont y sus centrales hidroeléctricas nos topamos con un túnel que supera el kilómetro de longitud con una dificultad añadida… la pendiente media es del 10%, la carretera estrecha y la iluminación nula. A partir de aquí el puerto concentra 27 curvas de herradura –una cada 300 metros– para unir Lysebont con el mundo exterior.

En la parte alta del puerto llegamos hasta el aparcamiento de Kjerag. Desde este punto parte el sendero que nos lleva hasta uno de los puntos más emblemáticos de Noruega, la roca Kjeragbolten encajada en la grieta de la montaña y accesible solo a pie.

Sin duda uno de los puertos de montaña más espectaculares del mundo que por sus constantes curvas de herradura guarda una cierta similitud con otras subidas míticas como Alpe D’Huez, los Lacets de Montvernier o Casielles.

Cómo llegar a Lysebotn

Una de las grandes dificultades de este paso montañoso es que para llegar el acceso es muy complicado. La ciudad más cercana Stavanger se encuentra a casi 150 kilómetros por carretera de Lysebotn. No obstante, hay un ferry que une ambas localidades algunos días de la semana por lo que es altamente recomendable hacer el trayecto por mar y luego ascender Lysefjordsveien para luego volver por carretera hasta Stavanger nuevamente. Otra alternativa es con un coche de alquiler desde pueblos más cercanos.

Puertos de montaña cercanos

Dalsnibba

Trollstigen

Casielles

Comparte este post